PP Balears

Galmés rechaza el PIAT del Consell “porque provocará mucho daño a las economías medias” y pide que se retire su aprobación en el Pleno de mañana

• El portavoz popular en la institución alerta que la aprobación del Plan paralizará el desarrollo económico en los pueblos de interior, provocará la pérdida de puestos de trabajo y abocará a muchas empresas al cierre

El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, ha alertado esta mañana que el Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) que el pacto de izquierdas presidido por la socialista Catalina Cladera pretende aprobar de manera definitiva en el Pleno de mañana jueves “hará mucho daño a las economías medias de las Islas y paralizará cualquier desarrollo económico en los pueblos de interior” lo que, a su juicio, provocará que “muchos autónomos pierdan su lugar de trabajo y que muchas pequeñas y medianas empresas no puedan continuar desarrollando su actividad y se vean obligadas a cerrar sus puertas”.

Además, ha criticado que el Plan “se ha elaborado sin el diálogo ni la participación de los municipios, ni de los sectores afectados y sin la participación de los grupos de la oposición en el Consell, a los que se les entregó un documento tan denso e intenso con menos de 12 horas para poderlo estudiar”.

Galmés ha añadido que pedirá a la presidenta Cladera la retirada del orden del día del punto referido a la aprobación del PIAT “muy negativo para los mallorquines y mallorquinas” alegando “muchos motivos” porque, ha señalado, “excede las competencias del Consell de Mallorca restando autonomía municipal, prohíbe definitivamente el alquiler vacacional de casas en suelo rústico protegido, lo que afecta muy negativamente a los municipios de la Serra de Tramuntana cuyo suelo está totalmente protegido”.

El portavoz popular ha anunciado que también preguntará a Cladera “por qué prohíbe alquiler estas casas y en cambio permite hacer hoteles rurales y agroturismos dentro del espacio protegido”, lo que ha definido como “un absurdo total”. En este sentido, ha apuntado que “no estamos en contra de que puedan abrir hoteles rurales y agroturismos en suelo protegido, pero es un agravio comparativo con aquellos particulares que tienen una edificación en ese terreno y a partir de mañana no lo podrán alquilar” privando “a muchas familias de clase media de unos ingresos que les permiten pagar los estudios de sus hijos, pagar la hipoteca o sufragar los gastos de mantenimiento y conservación de este patrimonio”.

Galmés ha dicho que el PIAT está cargado de “absurdos” como que “sólo se permite alquilar la vivienda habitual” o la saturación turística de municipios de, por ejemplo, Santanyí, Ses Salines o Sineu “cuando sostienen que lugares como la Colonia de Sant Jordi o Cala d’Or no están saturados, lo que pone de manifiesto que se han usado indicadores que no reflejan la realidad turística de nuestros pueblos”.