PP Balears

El PP recuerda a Jarabo que “sí existe una solicitud de nulidad de la subasta” de los 400 vehículos de Son Toells

• El portavoz municipal, Alberto Jarabo, de Podemos, afirmó ayer que no se había presentado ninguna alegación pero obvió reconocer una reclamación interpuesta por un subastero el pasado martes en Sant Ferran
• La regidora del PP Monserrat Oliveras considera “llamativo” que Cort abriese un período de alegaciones a la subasta de 3 días naturales, incluyendo sábado y domingo
• Acusa de “absoluta dejadez” al PSOE en la gestión del depósito de Son Toells, lo que ha puesto la subasta “bajo sospecha”

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Palma, por medio de la regidora Montserrat Oliveras, ha respondido esta mañana al portavoz municipal, Alberto Jarabo, de Podemos, quien ayer afirmó en rueda de prensa que no se había presentado ninguna alegación a la polémica subasta de vehículos en Son Toells, y ha asegurado que “sí existe una reclamación con fecha del martes día 8 de octubre presentada en la OAC de San Fernando, solicitando la nulidad de la subasta por supuestas irregularidades” lo que, en su opinión, “añade más sombras y dudas a este proceso”.

La regidora del PP también considera “llamativo” que, tras la subasta del día 3, el gobierno de izquierdas comunicase al día siguiente, viernes día 4, la apertura de un periodo de alegaciones de 3 días naturales, incluyendo sábado y domingo “lo que, al coincidir en fin de semana, dificulta sobremanera la interposición de cualquier reclamación por parte de los afectados”.

En este sentido, cabe recordar que en los lotes adjudicados figuraban vehículos robados, embargados o intervenidos por orden judicial, algunos de ellos de alta gama y elevado valor en el mercado, cuya baja no pudo ser tramitada por los compradores ya que siguen a nombre de sus legítimos propietarios.

Por esa razón, Oliveras ha acusado a la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, del PSOE, de “absoluta dejadez” en la gestión de los vehículos en el depósito municipal de Son Toells, un hecho que a su juicio ha sido “determinante” para que la polémica subasta de más de 400 vehículos “esté ahora bajo sospecha” al haberse abierto una investigación policial.

Por esa razón, ha pedido a la regidora Joana María Adrover que rompa su silencio después de haber declinado hacer declaraciones en la jornada de ayer “y, en un ejemplo de la transparencia que tanto predican, dé las oportunas explicaciones que exigen y merecen los ciudadanos de Palma y explique si se han garantizado en todo momento los derechos de los ciudadanos afectados, tanto de los legítimos propietarios de los vehículos vendidos en subasta como de los subasteros”.

Además, ha expresado su preocupación porque los subasteros afectados, según revela hoy la prensa local, hayan expresado su voluntad de poner estos hechos en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente. Cabe tener presente que un particular ya presentó en 2018 una denuncia en Fiscalía por delitos continuados contra el medio ambiente por utilizar Son Toells como depósito de coches abandonados. No es la única denuncia contra el pacto de izquierdas por supuestos delitos mediambientales ya que existe una investigación judicial abierta en relación a los vertidos de aguas fecales a la bahia de Palma y por la que está imputada la anterior presidenta de EMAYA y actual regidora de urbanismo y vivienda, Neus Truyol, de MÉS.