PP Balears

El PP reclama la suspensión temporal de los nuevos tributos sobre residuos “ahora que la inflación está disparada”

• El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, pide que se suspenda de manera temporal la aplicación del nuevo tributo autonómico para que “no suba el precio de la tasa de residuos y los ayuntamientos tampoco tengan que asumir este sobrecoste”

El Partido Popular reclama la suspensión temporal del canon sobre el vertido e incineración de residuos de las Illes Balears que tiene previsto que entre en vigor el próximo 1 de Julio y del nuevo impuesto estatal sobre el depósito de residuos a vertederos, incineración y coincineración previsto para el 1 de enero de 2023 “porque ahora que todo sube, no es el momento de añadir nuevos impuestos”.

El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, ha explicado que “desde hace meses, los ciudadanos de las islas ven como los precios de muchos de productos se han incrementado de manera exponencial y como muchas familias y negocios han sufrido pérdidas de poder adquisitivo” por eso ha insistido en que “es absolutamente necesario que el Govern, teniendo en cuenta la actual coyuntura económica en el que la inflación está disparada, suspenda de manera temporal la aplicación del nuevo tributo para que no suba el precio de la tasa de residuos y los ayuntamientos tampoco tengan que asumir este sobrecoste”.

"No cuestionamos la finalidad de este impuesto, puesto que compartimos la necesidad de políticas para favorecer el reciclaje y la economía circular en Mallorca, pero en estos momentos complicados, con la mayor inflación de los
últimos 30 años, no es el momento de aplicarlos”, ha apuntado Galmés.

El popular defenderá una moción en este sentido en el pleno de mañana de la institución insular para instar tanto al Govern de les Balears como al Gobierno central a suspender de manera temporal “estos dos impuestos sobre residuos” y en caso de no aceptarlo “pediremos al Consell de Mallorca que asuma los gastos de los ayuntamientos para que no repercuta a las arcas municipales ni a los ciudadanos”.