PP Balears

El PP reclama eximir de la Declaración de la Renta a los contribuyentes de Balears afectados por un ERTE cuyos ingresos no superen los 22.000 euros

• La diputada Marga Prohens reclama a Armengol y Sánchez que “dejen de castigar a aquellas personas que quieren trabajar y no pueden”
• La senadora Maria Salom pide que pequeñas y medianas empresas de sectores como el calzado, el vino, la pesca o las peluquerías, entre otras muchas, se incluyan en las ayudas directas del Estado de las que han sido excluidas

La diputada por las Illes Balears y portavoz adjunta del PP en el Congreso de los Diputados, Marga Prohens, y la senadora por Balears Maria Salom han comparecido hoy en rueda de prensa para anunciar que la formación reclamará al gobierno central, mediante una Proposición No de Ley, la exención de la obligatoria Declaración de la Renta para aquellos trabajadores que se han visto afectados por un ERTE y cuyos ingresos no superen los 22.000 euros anuales, y que las pequeñas empresas que han sido excluidas del pago de las ayudas directas del Estado, como las de calzado, pesca, venta de vino o peluquerías, entre otras muchas, puedan beneficiarse también de este plan para poder hacer frente a la caída de su facturación como consecuencia del cese de actividad o las restricciones forzadas por el estado de alarma.

En su intervención, Marga Prohens ha anunciado que 151.658 contribuyentes de Baleres se verán afectados en su declaración de la renta por haberse visto inmersos en una situación de ERTE y ha reclamado que se libere del “doble y hasta triple castigo” que recibirán aquellos aquellos con unos ingresos que no superen los 22.000 euros anuales y que hayan tenido dos pagadores uno de los cuales haya sido el SEPE. Prohens ha lamentado que estas personas tendrán que presentar la Declaración de la Renta “por la incompetencia de los gobiernos de Francina Armengol y de Pedro Sánchez”, lo que ha justificado que el PP haya presentado tanto en el Congreso como el Senado una iniciativa para que estos casos queden exentos de tributar. “Dejemos ya de castigar aún más a aquellas personas que quieren trabajar y no pueden”, ha apuntado.

Por su parte, la senadora Maria Salom, ha lamentado que mientras “Pedro Sánchez nos dijo que nadie se quedaría atrás hemos constatado que no está siendo así” como se desprende de las reuniones que tanto ella como Prohens han mantenido con los sectores que han quedado exentos del pago de las ayudas directas. Así, Salom ha revelado que que sectores como el del calzado o la venta de vino han visto caer su facturación en más de un 30% y un 70% respectivamente. También han quedado fuera de estas ayudas los centros de estética, las peluquerías, los talleres mecánicos, las academias de idiomas, las estaciones de servicio, las floristerías o las tiendas de muebles, entre otros muchos sectores, ha añadido la senadora balear.

Por ese motivo, María Salom ha considerado insuficientes los 11.000 millones de euros en ayudas directas habilitados por el gobierno central y ha reclamado que esa suma, como ya pidió el PP, se eleve hasta los 50.000 millones con el fin de poder dar cobertura a todas las pequeñas y medianas empresas y auónomos que se han quedado al margen. Esta medida reclamada en el Senado fue rechazada por el PSOE.

Por otra parte, Salom ha reprochado al gobierno de Pedro Sánchez “no estar haciendo todo lo que está en sus manos para ayudar al sector turístico” de las Illes Balears ya que “no es lo mismo tener vacunada al 70% de la población al principio del verano o tenerla al final. Allí está en juego la temporada turística y, o hay temporada turística, o no la hay. Nos va la vida en ello”, ha apuntado. Por ello, ha insistido en la necesidad de que se elabore “un plan específico para ayudar al sector turístico de nuestras Islas”.

Por último, la senadora balear ha criticado el incumplimiento del compromiso del gobierno de Sánchez de hacer efectiva la reducción del IVA del 21% al 10% a las peluquerías aprobada en las Cortes a propuesta del PP.