PP Balears

El PP pide a Hila que habilite el acceso de vehículos no residentes y la ORA en la calles Constitución y Tous y Maroto entre noviembre y abril

• La portavoz popular en Cort, Mercedes Celeste, propondrá esta medida para dar un impulso al comercio tradicional en la zona, que atraviesa una “situación insostenible” fruto de las progresivas restricciones en la circulación aplicadas por el Pacte

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Mercedes Celeste, pedirá al equipo de gobierno municipal que se permita el acceso de los vehículos sin distintivo de residente a las calles Tous y Maroto y Constitución entre los meses de noviembre y abril y que se reactive el sistema de aparcamiento tarifado (ORA) en ambas vías durante el referido período de temporada baja.

Con esta propuesta, que presentará en el próximo Pleno municipal, previsto para el día 19 de diciembre, Mercedes Celeste pretende dar un impulso a la actividad comercial en la zona del Born y las calles aledañas después de haber constatado en una reciente visita el “preocupante descenso de la actividad comercial producto de las continuas restricciones en la circulación” aplicadas por el alcalde de Palma.

En el transcurso de la visita, que realizó acompañada por la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Born, Carolina Domingo, Mercedes Celeste tuvo la oportunidad de conocer de primera mano el impacto de las prohibiciones de Hila en la actividad de los comercios visitados que, al descenso en los ingresos, suman una drástica reducción de personal, sucesivos traspasos o el riesgo de cierre.

Para Mercedes Celeste, el comercio tradicional que se halla circunscrito a las zonas aledañas al Born y a la Plaza de la Reina y más concretamente el de las calles Tous y Maroto y Constitución atraviesan actualmente “una situación crítica”. Alerta, en este sentido, que los pequeños comercios de la ciudad “no pueden competir en igualdad de condiciones con los grandes centros comerciales que se hallan en el extrarradio” y que se benefician de las sucesivas restricciones en la circulación que viene aplicando desde hace 4 años el gobierno de izquierdas ya que “son muchos vecinos y no residentes en Palma que optan por realizar sus compras en las grandes superficies comerciales porque pueden llegar cómodamente en sus vehículos particulares y no hallan ninguna dificultad para aparcar, además sin coste alguno”.

La portavoz popular admite que en los meses de temporada alta y gracias la gran afluencia de visitantes “las ventas en esta zona del centro de Palma se mantienen, pero durante la temporada baja la situación se vuelve insostenible y son muchos los comerciantes que deben prescindir de empleados e incluso acaban cerrando”.