PP Balears

El PP critica que las nuevas restricciones del Govern al sector de la restauración “vuelven a castigar a quienes han cumplido”

• Nuria Riera señala que “mientras sigue habiendo botellones, se castiga a quienes han aguantado, han adaptado sus negocios y han seguido los criterios impuestos por el Govern, a pesar de ser improvisados e incoherentes”

• Destaca que “la justicia, una vez tras otra, pone en evidencia las chapuzas jurídicas del Govern Armengol y tumba sus decisiones”

• “Si el Gobierno central hubiera hecho caso a la reivindicación del PP y hubiese elaborado una ley de pandemias, habría cobertura jurídica para adoptar medidas en situaciones como la actual”

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Nuria Riera, ha afirmado, tras la Junta de Portavoces, que las nuevas medidas que está adoptando el Govern Armengol vuelven a castigar al sector de la restauración y a quienes han cumplido”, ya que “al hacerlos cerrar una hora antes se vuelve a castigar a los negocios”.

Además, continuamos sin efectivos suficientes de policía, a lo que se le suma la chapuza de la creación de los ‘agentes covid’, que no son agentes de autoridad y no pueden controlar los botellones y las aglomeraciones”, ha dicho la portavoz adjunta y ha añadido que “mientras vemos como sigue habiendo botellones, se vuelve a castigar a quienes han cumplido, han adaptado sus negocios y han seguido los criterios que ha impuesto el Govern, a pesar de ser improvisados e incoherentes”. “Pedimos que se adopten medidas con seguridad jurídica, en base a criterios sanitarios y con informes jurídicos que las avalen”.

FALTA DE SEGURIDAD JURÍDICA EN LAS MEDIDAS ADOPTADAS POR EL GOVERN

Por otra parte, Riera ha afirmado que “la situación actual de Balears, tanto en el ritmo de contagios, como en sus consecuencias en la temporada turística y en la economía, constatan la necesidad de que la presidenta Armengol salga del Consolat y comparezca en el Parlament”.

La diputada del PP ha señalado que “lamentamos la imputación de la directora general de Salud, pero también pedimos máximo respeto a las decisiones judiciales. Rechazamos las conductas incívicas de algunas personas jóvenes y no tan jóvenes, que favorecen que se propague el virus, pero también constatamos que la justicia, una vez tras otra, pone en evidencia las chapuzas jurídicas del Govern Armengol y tumba sus decisiones”.

“El fin no justifica los medios”, ha dicho la ‘popular’ y ha apuntado que “la justicia demuestra que la figura jurídica elegida para confinar a los jóvenes era incorrecta, sin garantías individuales, igual que ha ocurrido en Madrid con el estado de alarma. No cuestionamos que se tomen medidas, sino la forma de adoptarlas y la falta de seguridad jurídica”.

“Si el Gobierno central hubiera hecho caso a la reivindicación del Partido Popular y hubiese elaborado una ley de pandemias, habría una cobertura jurídica. De igual modo que si aquí la presidenta Armengol escuchase al PP balear y tomase las decisiones en base a criterios sanitarios y no políticos, quizá no habría estas chapuzas políticas”, ha dicho Riera.

Asimismo, la diputada del PP ha señalado que “lo que queda claro es que la justificación por parte del Govern era incorrecta, y por ello se ha imputado a una directora general. Y que la seguridad de los ciudadanos de Balears peligra con estas chapuzas”.

LA VACUNACIÓN ES LA ÚNICA SOLUCIÓN

Además, Nuria Riera ha insistido en la importancia de la vacunación y ha afirmado que “la única solución es vacunar, vacunar y vacunar”. “Estamos a 21 de julio y seguimos muy lejos de vacunar a todo el mundo por mucho que el Govern repita que se está acabando la vacunación. Solo con la pauta completa estaremos protegidos y tendremos la inmunidad de grupo, por lo que pedimos al Ejecutivo que pida más vacunas y coordine la vacunación con más agilidad”, ha apuntado la ‘popular’.