PP Balears

Company exige a Armengol que cumpla la propuesta del PP aprobada en el Parlament para abaratar el precio de las mascarillas

• La iniciativa, que fue aprobada por unanimidad el pasado mes de junio, contempla también la gratuidad de las mascarillas para pensionistas y parados
• Destaca que la medida “supondría un ahorro de unos 30 euros mensuales por persona y en el caso de una unidad familiar de cuatro miembros podría ser de más de 100 euros”
• “Ante la difícil situación económica por la que están pasando las islas, el Govern Armengol tiene la obligación de evitar que esta medida suponga otro grave perjuicio económico para las familias”

. A raíz de la decisión adoptaba por el Govern de decretar a partir de este fin de semana el uso obligatorio de la mascarilla en nuestra comunidad, independientemente de si se garantiza o no el distanciamiento social, el presidente del PP balear, Biel Company, ha señalado que “ante esta nueva circunstancia, que supone un giro de 180 grados respecto a lo que decían las autoridades sanitarias el pasado mes de abril, desde el PP exigimos que el Ejecutivo presidido por Armengol dé cumplimiento a la propuesta del Partido Popular, aprobada por unanimidad en sede parlamentaria el pasado mes de junio, en relación a la bonificación y la gratuidad de las mascarillas”.

Company ha recordado que la iniciativa de los ‘populares’ pide que las mascarillas “sean bonificadas como un medicamento más para la población en general y puedan retirarse en las farmacias con la tarjeta sanitaria y, además, el acuerdo aprobado contempla también que dichas mascarillas sean gratuitas para los pensionistas y los parados”.

“Ahora más que nunca resulta fundamental que el Govern Armengol cumpla el acuerdo del Parlament y aplique inmediatamente una medida que supondrían un ahorro de unos 30 euros mensuales por persona y que en el caso de una unidad familiar de cuatro miembros podría ser de más de 100 euros”, ha dicho el dirigente del PP.

En este sentido, líder de los ‘populares’ en las islas ha afirmado que “teniendo en cuenta la difícil situación económica por la que está pasando nuestra comunidad autónoma, liderando el incremento del paro, la destrucción de empleo y el incremento de la pobreza en España, el Govern Armengol tiene la obligación de tomar medidas efectivas para que esta nueva decisión no suponga otro grave perjuicio económico para las familias de las islas, especialmente para aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”.