PP Balears

La izquierda rechaza destinar una partida extraordinaria a garantizar la enseñanza semipresencial en igualdad de condiciones en todos los centros públicos y concertados de Balears

• Riera lamenta que PSIB, Més y Podemos hayan votado en contra de habilitar los recursos necesarios para que los centros adapten sus infraestructuras y adquieran material tecnológico para tener los mismos cursos en turnos presenciales y un funcionamiento similar


La Comisión de Educación del Parlament ha debatido esta tarde la PNL del PP, defendida por la diputada Nuria Riera, para garantizar la semipresencialidad en igualdad de condiciones en todos los centros sostenidos con fondos públicos, tanto públicos como concertados. El primer punto de iniciativa de los ‘populares’ ha sido rechazado por los partidos que dan apoyo al Govern y el segundo y tercero han sido aprobados, ambos incorporando enmiendas de PSIB, Podemos y Més.

Así, la izquierda ha votado en contra de instar al Govern a destinar una partida económica extraordinaria y suficiente para hacer viable la aplicación de la semipresencialidad en igualdad de condiciones en todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos, de forma que puedan adaptar sus infraestructuras y adquirir los recursos tecnológicos y de conectividad necesarios para tener los mismos cursos en turnos semipresenciales y un funcionamiento equivalente.

La finalidad de este punto es que todos los alumnos tengan una formación presencial o semipresencial según el nivel que cursan e independientemente del centro al que pertenezcan. Y a la vez, que la semipresencialidad funcione de forma equitativa en todos los centros para que todos los alumnos que permanecen en su casa puedan seguir las clases en directo por videocámara (en streaming) y puedan interactuar frecuentemente con el grupo.

Por otra parte, ha sido aprobado por unanimidad el segundo punto, que en su redacción final insta al Govern a consolidar las inversiones necesarias para facilitar que, desde su inicio, el curso 21-22, pueda tener la presencialidad necesaria para todo el alumnado de todos los niveles educativos y así evitar las posibles repercusiones negativas en el aprendizaje, pero consolidando la seguridad sanitaria de todos los centros educativos, siguiendo las recomendaciones de Salud Pública.

Finalmente, también ha salido adelante por unanimidad el tercer punto, relativo a asegurar de manera específica la continuidad de la presencialidad para el alumnado con factores de riesgo, como son los diagnosticados con trastornos del espectro autista y otros, y así evitar que se vean afectados por la interrupción de la educación presencial.

Nuria Riera ha recordado que “este curso ha habido escuelas donde el sistema semipresencial ha supuesto que el grupo que estaba de turno en casa pudiera seguir las clases en streaming porque su centro disponía de recursos económicos y tecnológicos adecuados para habilitarlo. Otras escuelas donde los alumnos han permanecido en casa únicamente haciendo deberes sin más opciones, por la ausencia de recursos. Y otros que han hecho algunas horas online y el resto deberes. Incluso en un mismo municipio hay institutos que han tenido diferentes opciones de semipresencialidad según sus posibilidades” y ha señalado que “esto ha generado que el curso se desarrolle con evidente desigualdad de oportunidades entre los alumnos, en función del centro donde han asistido, lo que ocasiona que avancen de forma diferente en el currículum que les corresponde, cuestión que es de vital importancia solucionar de cara al curso que viene”.