PP Balears

OPINIONS PP BALEARS

08/10/20
Partit

Desalojo exprés de okupas

Naturalmente, es absolutamente compatible la defensa de la propiedad privada con las políticas sociales en favor de la vivienda. Pero el derecho a la vivienda nunca puede ni debe pasar por arrebatar a otros sus bienes: el derecho a la vivienda exige de la existencia de una oferta a precios razonables a la vez de una política de fomento de empleo y de ingresos que permita a la gente el acceso a esas viviendas.

La ocupación de viviendas por la cara, de forma tumultuosa, no sólo es ilegal, no sólo genera efectos perniciosos en el mercado, sino que ataca a quienes un día decidieron sacrificarse, trabajar duro y ahorraron para tener un bien inmueble del que poder vivir, al que poderle sacar provecho. Alguien puede aducir que hay quien tiene necesidades de una vivienda digna porque no ha tenido oportunidades. Eso también puede ser una realidad, pero para ello están las políticas sociales, las rentas mínimas o los programas de ayudas; pero nunca justifica saqueos y tomas de viviendas por la brava.

Y son los poderes públicos quienes tienen que garantizar la vivienda digna, no el particular a quien han ocupado su inmueble. Pero, desgraciadamente, en nuestro país se protege la posesión sin título, antes que la propiedad con título. La ley protege más al simple poseedor ilegal, frente al propietario. Todo un sinsentido.

Por eso, desde el Partido Popular reclamamos un cambio de la actual normativa para proteger la propiedad titulada frente a la posesión intitulada, es decir, que prevalezca el derecho de propiedad acreditado frente a, permítaseme la expresión, la patada en la puerta.

Desde el Partido Popular apostamos por garantizar el derecho de propiedad, la seguridad de personas y bienes y la convivencia social, y queremos que la Policía pueda desalojar la vivienda ocupada ilegalmente en un plazo exprés de unas pocas horas, sin necesidad de esperar varios meses como hasta ahora. También queremos que se refuerce el delito de usurpación, pasando de una simple multa actual a pena de privación de libertad de uno a tres años.

Medidas que también presentamos en el Parlament balear para su votación por parte de los diferentes grupos con representación en la Cámara que deberán retratarse, en especial el PSOE de la presidenta Armengol, que da cobijo en su Govern a grupos que defienden e incitan a la ocupación.

Porque cuando hay una ocupación ilegal, hay un acto delictivo y hay una víctima a la cual se desnuda de un derecho que tiene amparado en la Constitución. No puede ser que estas políticas de izquierda se basen en considerar la ocupación ilegal como una solución válida para afrontar otro problema, como es la dificultad del acceso a la vivienda para algunas personas. Un problema no puede resolverse generando otro aún mayor.

Combatir el alarmante y creciente problema de la ocupación de viviendas, luchar contra las mafias y la delincuencia asociada a la misma y garantizar así la propiedad privada, la convivencia y la seguridad, son los motivos principales que impulsan esta iniciativa presentada por nuestra formación en el Congreso de los Diputados y en el Parlament de les Illes Balears.

Etiquetas:

Partido