PP Balears

OPINIONS PP BALEARS

06/05/21
Consell Mallorca

Cladera fracasa de tramoyista

Nunca una definición fue tan adecuada como esta para calificar el deleznable talante de la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, para seguir intentanto tapar el trasfondo de la explotación sexual de menores tuteladas por dicha institución insular. Lo intenta, pero no lo va a aconseguir; su manejo de los ‘hilos’ es torpe e inaceptable, fracasado.
Una presidenta, la mismísima, que sigue escondiéndose tras su elenco de actores a los que les fijó el planteamiento, nudo y desenlace con una inventada Comisión Política con la que ha intentado evitar cualquier tipo de investigación sobre un escándalo que la ha situado en lo peor de la política; la pérdida de la credibilidad.
Una obra dramática se caracteriza por cómo el autor lleva el desarrollo de la acción a la escena: los hechos no se relatan, sino que se representan. Su forma expresiva es el diálogo y los personajes adquieren vida gracias a unos actores que lo escenifican; ha sido precisamente así como alguno de los tantísimos asesores de Cladera ha escrito la obra representada durante todo lo que llevamos de legislatura, más de dos años.
Mientras la presidenta se ha centrado en su particular y oscura función teatral, los medios de comunicación han ido haciendo públicos los alarmantes casos de menores tuteladas que han sido explotadas sexualmente y que, pese a ser conocedor el Pacte de lo que sucedía, el Consell tardó 17 meses en denunciar a Fiscalía las sospechas de abuso de una de las víctimas; 13 meses de media para la mayoría de casos restantes.
El protocolo establece que el plazo para notificar a Fiscalía la sospecha de abusos es de 24 horas. Solo se notificaron en el plazo establecido 2 de los 16 casos de menores tuteladas sospechosas de sufrir abusos.

Ni PSOE, ni Més, ni Podem quieren que se sepa la verdad; retrasan tanto como pueden el desenlace final. De hecho, Cladera es plenamente consciente que la acción dramática se ve determinada por su progresión en el conflicto, pero ella prioriza su imagen y su carrera política al bienestar de las menores que dependen de la institución que ella preside.

Muchísimo tiempo y dinero perdido; primero con la supuesta Comisión de Expertos, que tuvo un coste de más de 30 mil euros y cuyo informe no sacó nada en claro, y ahora con la Comisión Política, de vergonzosas conclusiones de las que de destaca que no hay ningún tipo de responsabilidad política y con las que se intenta tildar de irresponsables a los medios de comunicación. Todo deleznable.
Y tras tanto invento, coste y desgaste ( por parte del mismo Pacte ) de la imagen del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), los actos se van sucediendo sin que tengamos garantías en Mallorca de que las menores tuteladas están totalmente a salvo de tanta barbaridad.
Desde el Partido Popular seguimos sin movernos ni un ápice respecto este escándalo nacional acontecido en nuestra isla; exigimos la Comisión de Investigación, el único órgano regulado por el Consell de Mallorca muy a pesar de la presidenta, de quien estamos, también, pendientes de cómo va a mover sus tramoyas a partir de estos momentos.
Lo que Cladera debe tener en cuenta es que el final o desenlace es con el que se narra cómo se resuelve el problema presentado en el nudo y en esto vamos a seguir centrando nuestros esfuerzos, porque el feminismo y la protección de la infancia se demuestra con hechos no con teatro, puro teatro.

Etiquetas: