PP Balears

Prohens: “Picornell está incapacitado para presidir el Parlament”

• La Cámara vive un hecho insólito cuando el presidente de la Cámara expulsa a los medios de comunicación antes de debatir una moción del GPP sobre transparencia
• “El presidente del pueblo, que dijo que con él llegaría la normalidad al Parlament, hoy ha echado de este Parlament al pueblo y a los medios de comunicación”
• La moción del GPP pedía el cumplimiento de un acuerdo del Parlament por el que se pedía el cese de varios cargos de confianza, entre otros la actual pareja de la consellera de Salud
• Los desahucios no bajan con el Govern de izquierdas: en 2016 se produjeron 2.291.
• “El balance de este Govern por ahora son promesas incumplidas y promesas que no llegan”

El Pleno ordinario del Parlament ha vivido un hecho sin precedentes, como es la expulsión por parte del presidente de la Cámara de los medios de comunicación y del público asistentes cuando debía debatirse una moción presentada por el Grupo Popular sobre la transparencia del Govern presidido por Francina Armengol, en la que se pedía al Ejecutivo el cumplimiento de la resolución aprobada por la mayoría de los diputados de la Cámara el pasado 25 de septiembre de 2015 (entre ellos los diputados de Podemos), por la que se aprobó el cese de diferentes cargos de confianza, entre otros el actual director del Ibsalut y pareja de la consellera, Juli Fuster, y Pau Thomàs, hijo del diputado y vicepresidente primero del Parlament Vicenç Thomàs.
El presidente de la Cámara, el podemita Balti Picornell, se ha escudado en la presentación de una enmienda por parte de Podemos en la que se pedía la reprobación del diputado popular Álvaro Gijón para interpretar el reglamento de manera unilateral y mandar desalojar del hemiciclo a los representantes de los medios de comunicación y al público asistentes. Ante esta situación, la portavoz popular Marga Prohens ha pedido la retirada de la moción para evitar el lamentable espectáculo.
Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, Prohens ha calificado de “insólito” lo ocurrido y ha manifestado que Balti Picornell “ha demostrado su incapacidad para ser presidente de esta institución. El presidente del pueblo, que dijo que con él llegaría la normalidad al Parlament, hoy ha echado de este Parlament al pueblo y a los medios de comunicación”. La portavoz popular ha lamentado que la decisión del presidente haya respondido “a una estrategia pactada con su partido” y que “haya hecho de diputado de Podemos y no de presidente del Parlament”.
Para Prohens, la clave de la decisión del presidente de la Cámara no era otra que evitar que Podemos tuviera que votar un moción que le obligaba a retratarse de una decisión que tomó al principio de la legislatura, cuando votó a favor del PP para instar al Govern a la destitución de los dos altos cargos mencionados con anterioridad. “Nuestra moción constata que el Govern está incumpliendo un mandato parlamentario votado por PP y Podemos al principio de la legislatura y hoy Podemos no ha querido que se votara un moción que pide acabar con el caso de nepotismo más grave que se ha dado en la historia de la democracia en Balears con el tema del señor Juli Fuster”, ha apuntado.
En la moción del GPP también se pedía al Govern presidido por la socialista Francina Armengol que se cumpla con la Llei del Bon Govern aprobada en 2011 y que se publique información en la web sobre los cargos de libre designación, lo cargos unipersonales dependientes de las empresas públicas o los docentes que realizan labores administrativas en las consellerias. Además, la moción incluía que el Proyecto de Presupuestos para 2018 se publique en fase de información pública con un plazo amplio y suficiente para que la ciudadanía tenga más tiempo para hacer sus aportaciones.

EL GOVERN NO COMBATE LOS DESAHUCIOS
En el turno de preguntas, Marga Prohens ha reprochado a la presidenta Armengol la nula política del Govern en materia de vivienda y en la lucha contra los desahucios. “La política en materia de vivienda era una de sus políticas estrella que también se ha estrellado. Prometieron acabar con los desahucios, pero estos han bajado solo un 2% el último año. En 2016 se produjeron 2.291 desahucios en Balears. En los 100 primeros días de su Govern debían presentar un plan antidesahucios. Estamos en el Ecuador de la legislatura y no sabemos nada de este plan. La plataforma Antidesahucios ha pedido la cabeza de la gerente del Ibavi. También prometieron que la ley de vivienda estaría el año pasado, pero dónde está. Está parada por problemas entre ustedes y Podemos”, ha relatado la portavoz popular.
Prohens se ha referido, de manera especial, a la situación que se vive en Eivissa, donde “se alquilan camas por 500 euros al mes en habitaciones compartidas o habitaciones por 1.500 euros y el actual Govern no hace nada por evitarlo”.
Prohens ha pedido a la presidenta que “deje de hacer de plañidera y se ponga a trabajar porque hace dos años que gobierna” y hasta ahora, el balance del Govern se resume en “promesas incumplidas y resultados que no llegan. Su rescate ciudadano no está funcionando”.

INTERPELACIÓN EN MATERIA SANITARIA
Tras las preguntas de control al Ejecutivo, el Grupo Popular ha interpelado al Govern en materia sanitaria, en concreto por el funcionamiento de la Comisión sociosanitaria que se acordó por unanimidad en el Parlament formar en 2015 y que no se ha convocado, ni siquiera para consensuar el proyecto de reforma de Son Dureta. “El objetivo de esta comisión es que todos los partidos estuvieran representados y pudieran consensuarse decisiones importantes, como el plan de reforma de Son Dureta o qué hacer con otros centros que ahora están abandonados como el antiguo Can Misses en Eivissa o el Verge del Toro en Menorca, pero no hemos tenido noticias”, ha señaldo el diputado Vicent Serra durante su intervención.

NO A LA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL
En la sesión también se ha rechazado la toma en consideración de la reforma de la ley electoral de Balears presentada por Més per Mallorca y Més per Menorca, con el objetivo de reducir del 5% al 3% el número necesario de votos para tener representación en el Parlament. La posición del Grupo Popular y del PSIB ha sido contraria.