PP Balears

OPINIONES PP BALEARS

08/05/18
Opinión

UNOS PRESUPUESTOS GENERALES QUE ATIENDEN LAS REALIDADES DE BALEARES

La pasada semana iniciaron su andadura en el Congreso de los Diputados los séptimos presupuestos presentados por el Gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Popular. Ninguno de ellos ha sido fruto del azar, de la improvisación, ni tan siquiera de los vientos de cola, ni de la demagogia tan de moda en estos días. Todos han sido elaborados con rigurosidad y siempre adaptados a las circunstancias, a la realidad económica y social que nos ha tocado vivir en cada momento, mesurados cuando se requería austeridad y más expansivos cuando las condiciones lo han permitido.
Y es que cuando el PP llegó al gobierno en el año 2011, se encontró con una situación de crisis económica nunca antes vivida en nuestra historia democrática, cuyo máximo exponente fue un descomunal déficit público. Un desequilibrio que nos vendieron que era del 6% cuando en realidad fue del 9,5% (por cierto, recientemente el BE lo subía hasta el 11%!!!). Todo un desprestigio para España. En ese contexto, efectivamente, los presupuestos no tuvieron más remedio que ser restrictivos. Había que pagar lo que otros gastaron, recuperando el crédito y la credibilidad perdida.
Ahora, gracias a una política economía seria y responsable, tras encadenar 5 años consecutivos de crecimiento económico, los tres últimos por encima del 3%, y liderando la creación de empleo en Europa, con 500.000 nuevos empleos anuales de media, es posible presentar unos presupuestos expansivos como los actuales.
Son más de 354.225 M€ para las diferentes políticas de gasto en este presupuesto, lo que supone un aumento en 9.320 M€. De esta cantidad, 7 de cada 10 € se destinan a gasto social, convirtiéndolos en los presupuestos más sociales de toda la historia…por mucho que el señor Sánchez y la señora Armengol los califiquen como no sociales e ideológicos. Los datos desmienten su afirmación, como, por otro lado, es habitual.
Los presupuestos del Partido Popular intentan extender los beneficios de la recuperación y expansión económica actual a todos los colectivos. En concreto, son 16 millones de personas las que verán mejoradas sus rentas con su aprobación: familias, pensionistas, empleados públicos, jóvenes, etc.
Más precisamente, en Baleares serán 118.854 los ciudadanos que percibirán importantes aumentos de su renta gracias a las rebajas impositivas. De ellos 25.153 son pensionistas, que ahorrarán de media al año unos 440€.  También, las nuevas ayudas fiscales impulsadas en estos presupuestos beneficiarán a unas 12.000 familias de nuestras islas.
Por otro lado, las medidas para la estabilización de empleo público interino y de incremento salarial pactadas con representantes sociales afectan en Baleares a unos 38.000 funcionarios, incluyendo todos los cuerpos policiales del Estado que verán, además, cumplida su justa reivindicación de equiparación salarial.
El histórico incremento de becas, la posibilidad, por primera vez, de suprimir las tasas universitarias (si la señora Armengol no lo impide) o todas las medidas específicas de fomento de empleo incorporadas en estos presupuestos favorecen a 6.371 alumnos becados, de los cuales 3.100 son universitarios. También a todos los potenciales estudiantes universitarios; a los 28.338 menores de 30 años que vayan a firmar un contrato de formación y aprendizaje proporcionándoles una oportunidad laboral; a los 22.000 jóvenes que podrían ver convertidos sus contratos de Formación y Aprendizaje a Indefinidos y a loscasi 15.000 autónomos que se benefician de la tarifa plana.
Finalmente, aunque evidentemente no menos relevante, destaca la importante subida de pensiones que afecta a todos los pensionistas de nuestras islas. Pues además de los beneficios derivados de la modificación del IRPF, hay que añadir el aumento de las 188.190 pensiones que se cobran en Baleares, desde el 1,6% general al 3% de las mínimas y hasta el 7,7% de incremento en las de viudedad.
Por último, esperamos que finalmente pueda incluirse en las cuentas de este año la bonificación del 75% en los trayectos a la península para todos los residentes en las Islas. En ello seguimos trabajando.
En definitiva, se constata que la prioridad del gobierno del Partido Popular siempre ha sido, y sigue siendo, mejorar el bienestar de los ciudadanos, especialmente de aquellos que por su sacrificio, esfuerzo y dedicación merecen todo nuestro reconocimiento.
Las generalizadas ventajas de las cuentas presentadas hacen, de este modo, incomprensible la postura de algunos partidos, instalados en el “no es no” por cuestiones puramente tacticistas, negando los evidentes y palpables beneficios que estas cuentas suponen para los ciudadanos de Baleares.
En definitiva, estos presupuestos tienen como objetivo distribuir entre todos los ciudadanos, también de los de Baleares, los beneficios de la recuperación. Beneficios que se han de extender, igualmente, a través de la negociación del Régimen Económico Balear (REIB) que se desarrolla estos días. Un nuevo régimen que debe permitir que los ciudadanos de Baleares vean compensados los costes que nos genera la insularidad.
Nada llena tanto las arcas del Estado como el crecimiento económico, por lo que haber desarrollado políticas que lo favorecen ha permitido crear empleo y extender los beneficios presupuestarios a todos, para que todos progresen.  El REIB, por su parte, con medidas de compensación de la insularidad, también ha de contribuir al diseño de un conjunto de políticas que prestan especial atención a las realidades y esperanzas de los ciudadanos de las Islas Baleares, como siempre hacemos –mal que les pese a algunos- en el Partido Popular.
 

Etiquetas:

Senado