PP Balears

Las abstenciones de Podemos y el PI salvan al vicepresident Barceló de la reprobación en el Parlament

• MÉS x Menorca ha votado en contra a pesar de que la crisis de los contratos les costó la salida del Govern
• Lafuente: “Hoy Podemos demuestra su incoherencia ya que en su momento llegaron a amenazar con retirar su apoyo al Govern si el vicepresident no dimitia”

El Pleno del Parlament ha vivido esta tarde el debate de reprobación del vicepresident Biel Barceló, por el conocido caso contratos, sin duda, la mayor crisis vivida por este Govern en los dos años que llevamos de legislatura. Tan solo dos votos han salvado al vicepresident de la reprobación, y es que, finalmente los grupos de Podemos y El Pi se han abstenido.

El GPP solicitó en su momento una Proposición No de Ley (PNL) para reprobar a Barceló, la tramitación se ha retrasado hasta ahora debido a las dificultades que desde el Grupo Popular se han tenido para acceder a la documentación, algo que el portavoz adjunto, Juan Manuel Lafuente, les ha recordado: “¿Acaso tienen algo que ocultar? Se han negado a pedir un informe a la Sindicatura de Cuentas y han ocultado información a este grupo parlamentario”.

Lafuente también ha cargado contra los grupos parlamentarios de Podemos –se ha abstenido- y MÉS x Menorca –han votado en contra-, a los que ha tachado de “incoherentes”, recordemos que el partido menorquín vivió el cese de la consellera de transparencia y junto a ella la salida del Govern de numerosos altos cargos debido a este escándalo. “Señores de Podemos que pidieron la dimisión de Barceló incluso amenazaron con retirar el apoyo al Govern si no lo hacía, hoy se abstienen para salvarle de la reprobación en un nuevo ejemplo de su incoherencia política”.

La petición de reprobación del GPP se fundamentó en la presunta trama organizada para la contratación masiva a través de diferentes consellerias, del Ayuntamiento de Palma y del Consell de Formentera, de las empresas de la persona que realizó la campaña electoral de MÉS, Jaume Garau, el fraccionamiento de contratos y la falsa concurrencia en procedimientos públicos, por lo que la fiscalía abrió una investigación de oficio y la policía entró en dependencias del Govern para obtener documentación. Barceló llegó a reconocer en sede parlamentaria que había cometido un error político y que había dado orden de no volver a contratar a las empresas del Sr. Jaume Garau.