PP Balears

El PP registra su propuesta de rebaja fiscal de 195 millones anuales que beneficiaría al 80% de la población

• Incluye la reducción de algunos impuestos y medidas fiscales en materia de vivienda y para las familias
• Company: “Es mejor que el dinero esté en los bolsillos de los ciudadanos, que no en manos de un Govern que lo malgasta”
• “Ahora se pueden bajar los impuestos y si Armengol no lo hace, lo haremos nosotros a partir de mayo de 2019”

El Grupo Parlamentario Popular ha registrado esta mañana en el Parlament una proposición de ley con una batería de medidas fiscales que beneficiarían al 80% de la población por un importe de 195 millones de euros anuales. Una importante reforma fiscal que plantea el Partido Popular, con dos claro objetivos, como ha explicado el presidente Biel Company: “Compensar a la gente por el esfuerzo realizado durante los peores años de la crisis e incentivar el consumo haciendo que el dinero esté en los bolsillos de la gente y no en los de un Govern de izquierdas que lo malgasta”.

Company, acompañado por la portavoz parlamentaria Marga Prohens, ha pedido a Armengol que demuestre que su Govern es el partido de la gente, como se autoproclama y vote a favor de la bajada de impuestos que propone el PP, “porque ahora sí se puede, con un Govern que prevé un superávit de 350 millones para este año y que cuenta con 1.350 millones más de ingresos que en los peores años de la crisis”. En este sentido, ha dicho que si el Govern de izquierdas no es capaz de hacerlo, “lo hará el Govern del PP a partir de mayo de 2019, cuando ganemos las próximas elecciones”.

Entre las medidas que recoge la propuesta del PP, se encuentran medidas de tipo fiscal en favor de la compra de la primera vivienda, de fomento del alquiler, para la compra de libros, gastos de escoleta de 0-3 años, o la reducción de los impuestos de donaciones y sucesiones, transmisiones patrimoniales y patrimonio. “Son medidas que, de una u otra manera, afectarán positivamente a lo que consideramos rentas medias y bajas y que ciframos en el 80% de la población”, ha señalado el presidente regional.

MÁS AYUDAS PARA COMPRA DE LIBROS Y ESCOLETES

Así, para compensar los gastos que las familias deben afrontar cada curso escolar, se propone el incremento de los límites y las cuantías de la deducción autonómica para gastos por adquisición de libros. Se propone un límite de 275 euros por niño y se aumenta hasta las rentas de 30.000 euros la posibilidad de acogerse a esta ayuda.

También se propone la creación de una nova deducción autonómica para gastos en escoletas de 0 a 3 años, que podrán aplicarse las rentas medias y bajas (hasta 30.000 euros de ingresos en declaración individual o 48.000 en declaración conjunta).

AYUDAS A LA ADQUISICIÓN Y ALQUILER DE VIVIENDAS

Otro capítulo importante son las medidas destinadas a incentivar la compra y el alquiler de viviendas. Así, se propone reducir el impuesto de transmisiones patrimoniales del 8% al 4% en la adquisición de la primera vivienda habitual cuando el precio de la vivienda no supere los 200.000 euros.

En cuanto a las medidas fiscales para favorecer el alquiler con carácter permanente, se recoge la ampliación del límite máximo de la deducción correspondiente a la deducción autonómica por alquiler de vivienda, que pasaría de los 400 a los 600 euros anuales y se incrementaría el límite de la base imponible que permite aplicar esta deducción, pasando de los 20.000 euros actuales a los 30.000 en el caso de tributación individual y de los 34.000 a los 48.000 euros en conjunta. Además, se propone la creación de una nova deducción en el IRPF para los arrendadores, que llegará hasta el 15% del rendimiento neto positivo derivado del alquiler, con un límite máximo de 300 euros anual, siempre que la vivienda alquilada lo sea con vocación de permanencia.

REDUCCIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES

Otra de las medidas que recoge la proposición de ley presentada hoy tiene que con la creación de una única tarifa que se aplicará en todos los casos, de manera que se asimilaría el régimen fiscal que ahora afecta a los grupos III i IV en el impuesto de Sucesiones y Donaciones con el que grava a los grupos I y II. Además, se incrementaría la cuantía de los dos primeros tramos de base liquidable, de manera que el primer tramo pase de 700.000 hasta 1.000.000 de euros y el segundo, de 1.000.000 a 1.300.000 euros. En consecuencia, hasta 1.000.000 de euros de base liquidable, se aplicaría el tipo marginal del 1%.

REDUCCIÓN DEL IMPUESTO DE PATRIMONIO

Otro de los impuestos que el PP propone modificar el de Patrimonio, incrementando el mínimo exento hasta los 800.000 euros y aplicando una escala de gravamen inferior a la que estaba vigente antes de la reforma que hizo el Govern de Armengol el 2016.

BAJADA DE LA TARIFA AUTONÓMICA DEL IRPF

También se propone la reducción de los tipos marginales de la escala autonómica del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas a los tramos de renta medias y bajas, considerando como tales las bases liquidables que no superen los 30.000 euros.

Etiquetas:

Parlament