PP Balears

El PP presenta 5 alegaciones a la “chapuza” de zonificación turística de Mallorca y pide la retirada del mapa aprobado por el Consell

• La formación considera que el modelo del Pacte “no es la vía adecuada para dar solución al impacto del alquiler turístico en Balears y en Mallorca, ni responde a las necesidades reales de los ciudadanos además de ser discriminatoria”
• Califica de “absurdas” las comparaciones recogidas en el mapa y que aplica para Ariany o Llombards el mismo régimen de Playa de Palma o Magaluf

El PP en el Consell de Mallorca ha calificado hoy de “chapuza” la propuesta de delimitación provisional de las zonas aptas para la comercialización de Estancias Turísticas Vacacionales (ETV) en viviendas de uso residencial aprobado inicialmente por la institución insular el pasado 26 de enero y ha presentado un total de 5 alegaciones al documento reclamando que se retire el mapa de zonificación.

La formación entiende que el actual modelo de mapa “no es la vía adecuada para dar solución al impacto de alquiler turístico en Baleares y en Mallorca ni responde a las necesidades reales de los ciudadanos, además de ser discriminatorio”.

Desde el PP se considera que los cálculos de los indicadores llevados a cabo por el Consell de Mallorca provocan “graves discriminaciones” generando “comparaciones tan absurdas como que Playa de Palma o Magaluf tienen el mismo régimen que Ariany o Llombards”.

Así, para la formación, los indicadores en los núcleos de interior “no tienen ninguna base científica, utilizan criterios incorrectos y contienen números fallos en los datos o cifras que se utilizan en los cálculos además de errores en las cifras aritméticas”. Además, apunta que “tampoco son los mismos indicadores utilizados para determinar la masificación o saturación en las zonas de litoral que marca la Ley Turística, conocida como Ley Frankenstein, del Govern balear ni tiene en cuenta el impacto real del turismo en relación a las carreteras o aparcamientos, entre otras infraestructuras; el abastecimiento de agua o energía o la eliminación de residuos sólidos y líquidos”.

Es por ello que el PP pide “rehacer todo el estudio” con otros indicadores más correctos para que el resultado de la zonificación refleje la realidad.

La formación, además, reafirma su oposición a la prohibición por parte del pacto de izquierdas al alquiler turístico en suelo rústico protegido “que no está sometido a ninguna presión edificatoria que provoque impactos en el medioambiente y en el consumo de territorio”. Por ello, califica de “absurdo” limitar la capacidad de obtener ingresos para el mantenimiento de las fincas, del medioambiente, así como de favorecer la desestacionalización turística e impedir el reparto de los ingresos de la actividad turística entre todos los ciudadanos.

Para el PP, las modalidades de ETV propuestas por el pacto de izquierdas “no evitan la posible saturación en las zonas más saturadas o masificadas en temporada alta sino que incrementan el supuesto problema. Además, tampoco contribuyen a diversificar y repartir el turismo”.